Menu
Log in

The Center for Mindful Eating

Log in

Mes de Septiembre: Meditación con foco en las emociones

En el mes de Agosto trabajamos en la tonalidad de nuestros pensamientos y revisamos la importancia que tienen sobre la regulación emocional y nuestra toma de decisiones. Aunque a veces confundimos pensamientos con emociones, lo cierto es que están íntimamente relacionados. Los pensamientos generan emociones y nuestras emociones influyen y retroalimentan nuestros pensamientos.


Nuestra mentalidad dualista, que separa bueno y malo, grande y pequeño, negro y blanco, también tiende a etiquetar las emociones como positivas y negativas o sanas e insanas. Lo real es que las emociones cumplen funciones, como la protección que nace del instintivo miedo, o la conexión que puede ser originada en el deseo natural de salir de la tristeza. Es decir, que las emociones no son ni buenas, ni malas, podríamos decir que son funcionales o, cuando dejan de cumplir una función a nuestro servicio, serían disfuncionales. El miedo que se vuelve parálisis no es funcional.


Nuestras emociones juegan un papel importante en la dirección de nuestros pensamientos. Cuando surgen pensamientos suelen vincularse a las emociones que están presentes. Nuestro estado de ánimo y nuestro pensamiento se afectan mutuamente. Cuando somos conscientes de que el pensamiento es pensamiento y que la emoción es emoción, y de que ambos son impermanentes, podemos liberarnos de la fuerza con la que pueden enredar nuestra mente. Es bajo esa luz de conciencia y atención que podemos transformar nuestros estados mentales y emocionales y posteriormente nuestras respuestas. Aun si la situación alrededor de nosotros se mantiene difícil, lo que empieza a cambiar es lo que elegimos hacer con ella: nuestras actitudes y acciones.


Nuestras emociones pueden sentirse como agradables, desagradables o neutras. La tendencia es apegarse a las primeras, rechazar las segundas y ni siquiera notar las terceras. Tomar conciencia de nuestras emociones, conocer sus características, entender su impermanencia y lo que nos intentan revelar es algo que podemos lograr a través de la práctica de la plena conciencia, centrada en nuestras emociones. Contrario a la tendencia natural de evadir y rechazar aquello que percibimos como desagradable, el trabajo de entrar en contacto con nuestras emociones, desde un lugar de compasión y amabilidad nos permite no sólo entenderlas, sino liberarlas y transitarlas con mayor paz.


Poder permanecer con nuestras emociones es una práctica que se construye sobre sí misma, gradualmente, poco a poco, compasivamente. Si decidimos observar con conciencia plena esa energía dentro de nosotros, sin identificarnos con ella, sin subirnos al tren de pensamientos, sino simplemente como un curioso testigo de lo que ocurre, apoyados en la compasión, la amabilidad y el entendimiento, podremos notar como la emoción simplemente surge, permanece un tiempo y eventualmente se transforma. Podremos respirar conscientemente y liberarnos de su fuerza y entender que somos más que la suma de nuestras emociones y pensamientos. Podremos ver que todo pasa eventualmente.



La casa de los huéspedes

El ser humano es una casa de huéspedes.

Cada mañana un nuevo recien llegado.

Una alegría, una tristeza, una maldad

Cierta conciencia momentánea llega

Como un visitante inesperado.

¡Dales la bienvenida y recíbelos a todos!

Incluso si fueran una muchedumbre de lamentos,

Que vacían tu casa con violencia

Aún así, trata a cada huésped con honor

Puede estar creándose el espacio

Para un nuevo deleite

Al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia,

Recíbelos en la puerta riendo

E invítalos a entrar

Sé agradecido con quien quiera que venga

Porque cada uno ha sido enviado

Como un guía del más allá.

Poema de Rumi, un poeta Sufi del siglo XII


TCME is a member and donation supported 501(C)3 non-profit organization. We depend your generosity to make our mindful eating programs available. Make a tax deductible contribution on our donation page

The Center for Mindful Eating

P.O. Box 4286

Portsmouth, NH 03802

info@tcme.org

Powered by Wild Apricot Membership Software