Menu
Log in

The Center for Mindful Eating

Log in

Mes de Agosto: Meditación con foco en los pensamientos


En el mes de Julio trabajamos en la tonalidad de nuestras sensaciones para indagar en la naturaleza de las emociones. Recordamos que estas suelen ser Agradables, Desagradables o Neutras. Y en esta sesión vamos a centrarnos en la naturaleza del pensamiento como un objeto de nuestra mente vs. una realidad a la que solemos aferrarnos con frecuencia y cierta torpeza.


El pensamiento tiene papel un extremadamente importante en la regulación emocional. Aunque son invisibles son muy poderosos. Y tienen poder para dirigir las decisiones y acciones que tomamos en la vida.


Las opiniones, pre-concepciones (experiencias previas guardadas en la memoria como verdades absolutas), los recuerdos, las expectativas también basadas en nuestra experiencia previa, nos predisponen a lo que vaya a suceder y nos ayudan a tomar decisiones sobre qué hacer en una situación determinada.


Una desventaja de esta capacidad evolutiva tan sofisticada de pensar es nuestra inclinación por tomar en serio nuestros pensamientos, incluidos aquellos que nos definen a nosotros mismos o a los demás, de manera que conducen al sufrimiento. 


Cuando éramos bebés construíamos nuestra identidad alrededor de nuestro cuerpo y sentimientos, y a medida que hemos ido creciendo, hemos centrado nuestra identidad en nuestras cabezas. Nos percibimos en base a lo que planificamos, organizamos, recordamos, creemos, soñamos, anticipamos, calculamos, comentamos, evaluamos, juzgamos, etc.


Y como pasamos tantísimo tiempo pensando, no es de extrañar que confundamos nuestros pensamientos con la realidad. Confundimos el mapa con el territorio.

Los estados de ánimo, las experiencias pasadas, el tono de los pensamientos habituales determinan el color de nuestra respuesta.


Y como los pensamientos están estrechamente relacionados con las emociones, aprender a reconocer que no somos nuestros pensamientos contribuye significativamente al equilibrio emocional.


Aunque al principio puede parecer difícil, extraño o incluso irrelevante, es perfectamente posible aprender un pensamiento como un pensamiento. La capacidad que permite esto se llama conciencia. La relación entre la conciencia y los pensamientos es análoga a la que existe entre el cielo y las nubes. En la meditación de atención plena, aprendemos a identificarnos con la conciencia (o el cielo) y somos capaces de reconocer un pensamiento (o nubes) como fenómenos transitorios y relativos.


Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras

Cuida tus palabras porque se transformarán en actos

Cuida tus actos porque se harán costumbre

Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter

Cuida tu carácter porque formará tu destino

Y tu destino, será tu vida

Mahatma Gandhi


TCME is a member and donation supported 501(C)3 non-profit organization. We depend your generosity to make our mindful eating programs available. Make a tax deductible contribution on our donation page

The Center for Mindful Eating

P.O. Box 4286

Portsmouth, NH 03802

info@tcme.org

Powered by Wild Apricot Membership Software